Obscenidad


Yo soy la mano perversa
que revienta la crisálida
cuando la mariposa aún duerme su sueño de gusano.

Comentarios