Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Obscenidad

Imagen
Yo soy la mano perversa que revienta la crisálida cuando la mariposa aún duerme su sueño de gusano.

Invierno

Tanta agua corre bajo el puente
mientras los muertos se pelean un espacio en los medios
leen poesia muerta, con sus voces muertas, y sus ganas muertas
Lo único vivo en ellos es el instito de preservación y el consumo
de fama en polvo en vez de los besos robados en las plazas vacías.

Los aluviones me salen de los ojos
siento mis manos frías, tan pero tan frías
que tocaría a cualquiera, rompiendo un hechizo raro
de esos que una se dice cuando se muere alguien para siempre.

                                                 ¿Cómo podría alguien no morir para siempre?

aquí comienzo entonces
me abracé anoche y no le pedí permiso a nadie para amarte
tanta policia interior
tanta río salido que amenaza con llevarse los puentes
esos frágiles puentes que cruzan entre tú y yo.



el paraíso es ahora

Imagen
aquí casual, en el paraíso
muerdo la manzana que llevaba en la mochila
un viaje como este merece un recreo diferente
respirar, estirar los músculos, soltarse
para el aluvión del río que nos saldrá de los ojos

una hoja de cualquier parra
un poema por ejemplo o una canción con guitarra
me cubre el cuerpo

sigo
me como el fruto
lo muerdo lentamente, pensando que es lo único
que me lleva al bien
lo único que me lleva al mal
lo que me lleva a lo bello

el paraíso es ahora
no le pido permiso a nadie
primo efecto del fruto prohibido

Como más
como hasta las semillas
la serpiente me tira piedras para que me acerque
abrazo el árbol del mal del bien
me trepo hasta su copa
y espero que aparezcan los lagartos que decía mi abuela
que vivían ahí

Espero que esta higuera de flores
quiero que venga un diablo a enseñarme
a tocar piano
a tocar guitarra
a medianoche
a tocarlo por todas partes
con un deseo desenfadado desnudo de paraíso

Una voz de trueno me habla de repente
yo me como la manzana no más
me h…

permítase bailar

Imagen
Bien.
¿Qué fue primero?
Mi mano llevaba de repente tu mano
(luego un ligero ajuste de manos, producto de la conciencia)
la pulsión
Mi fiesta
Cuando se queda en silencio la catedral
el tiempo pasa de otra manera
¿cómo llegué hasta aquí?
una mano se posa en mi mano / nada menos.

Telúrica, atravesé el tiempo
fui hacia atrás
fui hacia delante luego
te di un tirón / ¿dije algo o no dije nada?
¿Qué fue entonces?
Cuando se queda en silencio la catedral
nada de leerse la suerte entre gitanos

En la esquina
un refugio de hojas que cae
me cubre / caen hojas
como yo que caigo en tu boca
esa boca
dos veces tu boca

¿Dije algo o No dije nada?
cuando se queda en silencio la catedral
no hay lapsus
ninguna bestia destrozando su carne
sólo nosotros bailando
y no sé qué más
que ese pequeño hilo conductor
de la baldosa de la calle

Tiemblo de nuevo / epicentro
ajuste, placa aórtica
mi pieza de joyería causando estragos
impercetibles
para el ojo humano
que mira desde la ventana / cualquier ventana
mientras…

memento

Imagen
Ignacio vino igual como la otra vez a tocar la puerta. Saludó diciendo Vecina! cómo estás? Igualito como la otra vez. Me preguntó por el sacacorchos, quería que se lo prestara de nuevo. Le dije que sí, como la otra vez. Lo dejé esperando en la puerta. La puerta la dejé bien abierta. Se veía el librero de libros que me hizo mi papá, los libros que ocupan el librero, los espacios vacíos que dejaron los libros que tuve que devolver, y la repisa "antisísmica" que yo inventé hecha con ladrillos parados y pedazos de trupan, cubierta de obras sin enmarcar y libros hechos de cartón. Las sábanas cubrían los otros muebles, la mesa, los libros, el polvo a su vez cubría las sábanas y sospecho que algo más había sobre el polvo, que no alcancé a adivinar. Abrí el cajón y saqué el sacacorchos. Caminé sobre el polvo que cubría el piso y la alfombra, caminé sobre las pisadas que cubrían el polvo del piso y la alfombra y el material sólido del cual está hecha mi casa -según lo indicado en el …

ritual en tiempo transfigurado

Imagen
anoche [Recuerdo que] bailamos anoche bailamos [qué recuerdo] a! qué noche [recuerdo bailamos] qué bailamos anoche [recuerdo]  qué recuerdo anoche bailamos

reaparecer

Imagen
Recuerdo cuando vi "Nostalgia de la luz" por primera vez. Esas mujeres buscando en el desierto trocitos de huesos y ropas de sus desaparecidos. Y luego cómo los astrónomos hacían lo mismo, pero mirando hacia las estrellas. Yo ahora -media arqueólogaastrónoma- hago lo mismo: remuevo mis recuerdos y tras nuevos hallazgos voy cambiando la historia que me cuento. Tengo suerte eso sí: Yo me desaparecí, estuve presa de mí, me silencié, me volví clandestina y viví una vida tratando de olvidar porque me decían que hay que olvidar. Reaparezco, vuelvo a casa, regalo casi todo y mientras tiembla, me preparo un té.

imperdonable

Imagen
En una noche de la Ciudad me subí a un bus y me fui a la playa. Mi compañera de asiento es una venezolana. Me dice que tiene miedo de que pase algo, como un terremoto por ejemplo. Le digo que no tenga miedo. Si tiembla y estás en la playa y ves que el mar se recoge, le advierto, no se te ocurra ir a buscar las conchitas o quedarte mirando; sigue a los otros cerro arriba. Se cubre con la chaqueta y cierra los ojos para dormir. Se abraza preocupada. Yo me abrazo y pienso que ya no tengo miedo de los terremotos mientras mi vida como era antes se me derrumba. Más miedo me dan los otros, pienso, esos para quienes soy ahora imperdonable.