sábado, 18 de febrero de 2017

hambre hombre

No sé bien cómo empezar.
   partamos por el hambre:

Se me atoró algo en la garganta      no era pan
                                                        ni agua era
Solo un pedazo de tiempo añejo     que saqué de un cajón

Comienzo por confesar -entonces-
que soy alérgica al tiempo
y que tengo diversas faltas
cometidas en su nombre.

              Que no se atreva alguien a darme la hora
              Que no cuentes los minutos            no te atrevas
              Que no me digan   S E Ñ O R A

El tiempo está envenenado
llena mi lengua
y esta hambre que tengo     mi mayor falta
hambre con hache muda     calladita
hambre                                hombre
Que no se note pobreza.
 

miércoles, 15 de febrero de 2017

Lectura en Librería LIVIN por despedida de local

Emersson Pérez y Octavio Espinoza, junto a otros seres, son los socios de la Líbrería Livin. Antes se llamaba Perros Románticos, mismo nombre de la Editorial que ellos dirigen.
Los conocí tras llevar los libros de La Joyita Cartonera para la venta en su local y me invitaron a participar de una lectura, que se realizará el 19-Febrero-2017 desde las 19 horas, para despedir el local de Santo Domingo 615 (Santo Domingo con Miraflores).
Llevaré ejemplares de "Alicia en llamas" que será publicado en España este mes!

martes, 14 de febrero de 2017

Próxima Distante



Allí está Próxima-b.

Distante.

Sin embargo es la planeta gemela más próxima que tiene la Tierra.

Allí está Próxima: más distante que nunca.

Temo que cuando la humanidad aproxime en ella, yo ya no exista para ver su cercanía.

Nunca hay suficiente oxígeno, nunca hay.
Ni suficiente agua, nunca.

sin embargo a ningún hombre que da el primer paso
se le niegan la sed y la asfixia que se dice son inherentes a esta pobre condición.



sábado, 4 de febrero de 2017

Pobreza

Déjenme practicar un poco más, solo dos palabras.
Haré lo que me pidan, pero denme una mano firme.
No dejen que siga cayendo sola
("Grito de una oveja cerca del abismo"
Canto de una oveja del rebaño. Rosabetty Muñoz)




Nosotras             las blanquitas
las ingenuas       ovejas  latinoamericanas
las sensuales      curvilíneas
y sonrientes       ovejas

Pastábamos en la cumbre
de nuestra infancia
cuando nos arrancaron
de cuajo de los verdes
y de pronto sangrientos campos.

Se me extravió el nombre
la identidad, la lana
de oveja con el zamarreo
Busco               he buscado
mis nombres en el muro
Leo:     Marta Ugarte
            Sergio Ruíz


No tengo recuerdos    ni cuero
que digan quien soy.

Me quedé muda por años
sin querer hablar de nada
      ni balar
Tanto toque de queda en la infancia,
tanta policía interior.
Aprendí a repetir la doctrina:
     El sueño       de la cárcel       propia

La Mudez           la apatía
hasta que se me llenó el cuerpo
de palabras robadas
amores no revelados
y odio por todos los que dijeron
que no tenían opinión.


Me busco:
      José Peña
      Alejandro Pinochet
      Manuel Sepúlveda


Una mente de oveja fiel me posee
me aniquila el sueño
Siento que dicen mi nombre:
     Gloria Lagos
     Cecilia Bojanic
     Nalvia Mena.
Y los susurros nocturnos se hacen
tan fuertes  que despierto
me levanto
con la garganta y el
cuerpo pesado de oveja
oveja trasquilada.

Eli, me dicen, Eli
y yo creo que no hay nada
peor que ser oveja
y no tener ni un pelo de oveja.



Viernes 3/Febrero/2017, Ex Cuartel Borgoño.

viernes, 3 de febrero de 2017

Poesía en el Ex Cuartel Borgoño


El Cuartel Borgoño (Calle Borgoño 1470, Independencia) albergaba al Servicio Nacional de Salud, y luego en 1977 comenzó a ser un centro de detención y tortura de la CNI (Central Nacional de Información), durante la dictadura de Pinochet. Le llamaban "la casa de la risa".

Después de la dictadura, el ex Cuartel funcionó como dependencias de la Policía de Investigaciones. Hasta que los últimos años comenzó a ser "desmantelada" y agrupaciones de DDHH y familiares de detenidos desaparecidos, comenzaron una campaña para evitar el derrumbe.

En 2016 el ex Cuartel Borgoño fue declarado Monumento Histórico Nacional por el Consejo de Monumentos. Miembros de organizaciones de Derechos Humanos valoraron la iniciativa como un avance en materia de reparación y memoria. "Es relevante que las futuras generaciones sepan qué pasó en este país", destacó Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.

Allí estaremos leyendo poesía hoy junto a Elvira Hernandez.

lunes, 30 de enero de 2017

Bésame despacio que estoyapurado

Y termino besándote en las plazas, en contra del tiempo.

miércoles, 25 de enero de 2017

fuego intencional

Soy el agua. 
Soy la burbuja de agua sobre todos los fuegos.

jueves, 19 de enero de 2017

Tomar la desviación

Siempre se dice que hay que tomar el desvío, salir del "streaming" del "trending topic". ¿Pero qué pasa cuando una se ha desviado del camino que deseaba?



La importancia personal
recuerdo haber leído a Don Juan de Carlos Castaneda. El personaje de Carlos (Charly) era un antrópolo y escéptico ante el mundo que el nahual le  mostraba. El chamán decía que la importancia personal no le permitía ver claramente. Claro este recuerdo viene a mí ahora, cuando surge una pregunta bastante interesante ¿qué tanto me he desviado de mi camino para ser importante?  Y cuando hablo de ello, hablo de mi búsqueda inconciente de ser importante para los otros, que los otros validen quien soy. Ser importante vendría a ser una forma de no desaparecer, de ser significativa en el mundo. Una inseguridad que viene desde la niñez. Recuerdo alguna vez haberme sentido tan sola que contaba a las personas que me conocían; una forma desesperada de sentir que no era invisible.
¿Y cómo terminé en ello? Simple: una quiere ser importante. Y acá está la trampa. En la actualidad luchar por una posición, por ser validada, de ser minoría y que reconozcan tu labor, en el trabajo, en la creación, en la escritura. Cosa que sabemos es una lucha del día a día.
Sobretodo porque una ha aprendido después de varios años, y un poco por los cambios que ha sufrido la sociedad, que casi tenemos que ser "Heroínas" y ser al mismo tiempo "diplomáticas", lindas, dulces para hacer las cosas. Porque si somos simplemente honestas,  y decimos lo que no es políticamente correcto, eso que hemos conseguido, se derrumba, se cae, se pierde. Y hablo aquí tanto de logros, como de parejas, como de ideas.

El sentimiento de estar en la ruta
Hace más diez años, tenía un gran conflicto laboral. Sentía que mi trabajo, lo que había estudiado no tenía ningún valor humano. La carrera de ingeniería era cada vez más "desértica" y en ese entonces los ramos artísticos y filosóficos habían dejado de estar en la malla. Yo lo que hacía entonces, era arrancarme a los conciertos, y aprovechaba ciertos créditos para tomar cursos de teatro o quizás escribía y participaba en concursos literarios. Hasta la tesis se había torcido en el camino, y se había convertido en algo que el profesor guía quería, más que algo que yo quería. Y cuando decidí dejar la tesis y dejar la ingeniería para ser feliz, muchos me dijeron que era un suicidio. Lo mismo decían cuando me separé.

El sentimiento de estar lejos
La actividad creativa me ha llevado a trabajar con muchos maestros de todo tipo. También a conocer a gente muy influyente. Me he vinculado con muchos, he indagado en diversas áreas, que me han dado libertad y he sentido cuando estoy en la senda precisa. Se siente, con una certeza que se manifiesta en todo el cuerpo. Pero muchas veces -muchas- me he involucrado en cosas no tanto para seguir el curso de los deseos, sino para llenar ese espacio de la importancia, del reconocimiento, del valor que los otros le dan a mi trabajo y a mí. No digo que sea malo, no digo que sea incorrecto. Pero me confundí. Y cuando me di cuenta, estaba involucrada en proyectos con gente que en realidad implicaban compromiso, y la senal física es la de estar en el lugar equivocado, llenando la agenda en vez de ... (póngase en el punto suspensivo las ganas de estar haciendo otra cosa, más personal y quizás más en soledad).

Los sueños para despertar
Estaba haciendo lo que quería, claro. Pero esa sensación para la que no tenía palabras me rondaba.
Empecé a acercarme más a la figura de mi madre, nexo que había perdido por diversos motivos, y me reconcilié tras largos dolores y llantos. Ha sido linda esta recuperación.
Y ha sido mi nexo con mi madre, el que me ha empezado a llamar la atención desde el origen. 
Este llamado vino desde los sueños, además de pequeñas intuiciones: 
He soñado que mi mamá me despierta de un sueño del que no puedo despertar, pero que comienza a suceder lentamente, que salgo de mi estado de catalepsia para poder levantarme.
Hace algunas noches, soñé que susurraban mi nombre en mitad de la noche. Lo que me despertó. Yo sentía que era mi mamá la que me llamaba.

Ningún Plan
Tanto el amor, como el camino hacia la verdadera ruta son cosas que no tienen una receta. Así como una se destapa de los ideales de amor y de pareja, lo mismo pasa con los deseos. No hay fórmula, cada cual tiene su complejidad y su manera. Es como ir de paseo y ver que se encuentra en el camino y dejarse sorprender. fin


miércoles, 11 de enero de 2017

Otra voz


Recuerdo el silencio sin colores
un lugar un hueco en el espacio
incómoda línea de tiempo
blanco, negro, pálidos tonos intermedios
madera que está a punto de ser piedra.

Un mantra de miedo ocupa el vacío
sucedía como el bote de la pelota
en las seis paredes
No debiera estar aquí
Aquí no debiera estar

No hay afuera ni adentro

El silencio se corta con cuchillo
no toco el suelo
cuelgan mies pies desde la cama
y la almohada es la roca que me hunde
hacia el fondo de la tierra.

No sé qué pensar
es un castigo
¿de qué otro modo si no?

Buena para merecer lo que falta
anotar una lista de quienes me quieren
aprender de memoria sus nombres
como 40 preguntas y respuestas deberes
esconder mi envidia detrás del visillo
tapar el miedo con una gruesa corteza
g r u e s a
escribir cartas para no enviarlas
y recibir cadenas sin estampillas
sin remitente
cadenas que te hacen tener miedo
del vacío.

Tanto tiempo en la clandestinidad
y sentir que no se tiene derecho

Cartas de amor que me dieron rabia
vinieron con te quieros en lapiz mina
y puñales
Tu viniste y tuve miedo
y pedí permiso
como se pide permiso para abrir
los muebles de las casas viejas de tías lejanas
fui torpe
no supe más que ponerme roja.

El deseo 
pudo ser una nave 
estrellada en el muro la nave
pudo ser pareció ser muchas cosas 
no tenía que ver con valentia
ni con fuerza
todavía no sé con qué tiene que ver


domingo, 1 de enero de 2017

High & Dry

You’d kill yourself for recognition 
Kill yourself to never 
Ever stop
High and Dry, Radiohead


detalle "La Ciudad" ilustración para poemario de G. Millán (2016)
Dos mil diecisiete.

El viento que cruza la habitación dice que afuera está caliente la ciudad.
Los beats de los reggaetones de esos que vienen despertando a esta hora,
suben hacia los pisos más altos,
solo el beat, ninguna palabra.

Hay algunas rosas en la mesa, algunos pájaros cantan por la calle.
Sorprendente para ser Santiago Centro.
Es bueno. Hay vida después de todo.

Atentandos de años nuevo.
Atontados de año nuevo por las calles de la ciudad.
La basura después de la gran fiesta en la Alameda.

La ciudad es un arcoiris de razas, de gente pasando la caña
comiendo mariscos que se trafican en bolsas de mallas de feria,
gente lacia por el calor del uno de Enero.

Francisca Linconao, está en huelga de hambre, presa [política]
por su presunta participación en el incendio en donde fallecieron los Luchsinger Mackay.
El diputado Rivas fue condenado a ciento ochenta días de presidio,
    por injurias en contra de Luksic.
La colusión ahora se descubre en los pañales.
Esos no están presos.

Pienso y pienso en la pregunta de qué es lo que quiero.
Y es una trampa: Pedir deseos para luego tener miedo
de que se cumplan.

Te dije adiós bebiendo un mocaccino, justo después de golpear una campana
con un martillo de madera. Eran las dos y diez.
Quedó registrado en un cassette.
Yo temblaba. No tras golpear la campana, sino porque recobraba mi amor.
Fuiste hermético, como siempre.
Yo no esperaba nada. Así que solamente me fui.

Viajar por la ciudad bajo el sol del verano te pone el cuerpo caliente.
Los chilenos nos abrazamos por año nuevo.
Los otros sienten tu temperatura. Yo no la siento,
tan solo me doy una ducha fría para bajar un poco y así
poder abrazar de nuevo. fin