Kilimanjaro

Cuando yo soy ella, la montaña más alta
la nieve cae sobre nosotras como una bestia
ella --yo-- un bloque, un muro, un escudo
nada sale de nosotras, nada penetra
los hielos eternos de nuestra cumbre verticales
magnificas formaciones ancianas
denotan un estallido de otro tiempo
un suceso de fuego
antes de todo deber
nuestra aparente extinta selva.

A lo lejos, donde las bestias
un baobab se estremece mientras nosotras no hacemo nada

Ella, cuanta nieve

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Diversas formas de estar

Dave