Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Lo preciso

El viento sopla llevándose a los muertos
esos que dejamos caer desde la piel
y que nos han hecho dormir en el invierno
Podemos caminar, recuperar el ritmo,
dejar que el sol nos atraviese hasta los huesos
Sí, el viento sopla a
los torpes que comen
sobre los altares ajenos
Sopla para aliviar nuestro fuego
ese de tanto tanto amar.

Nuestras huellas
nuestros cantos
nuestras historias.

El viento trae consigo melodías
que emergen desde nuestros sueños

Algo que no comprendemos nos trae
nos atrae
a este lugar preciso
para decir lo justo
en nuestros días perfectos

El viento siento el viento

Seeds

Un paraíso sería el momento en que arrancó las flores del árbol y las puso en mis manos.
Silencio.
Los jazmínez dejaron de ser jazmínez
como si en los recuerdos fueran lo único real.

La llama

Te quiero en mi paraíso... Sandra Mihanovic
Ayer esperaba en una esquina a que viniera el bus. Otras mujeres esperaban bajo el sol de la primavera que entró tímida y que luego brilló por dentro y fuera de todas los que, dignamente, nos atrevíamos a vivir nuestro día. El bus se detuvo frente a nosotras y nos abrió las puertas de par en par. Subimos. El chofer parecía ser parte de un sueño que ya tuvimos. Tomamos asiento como en las butacas de un de cine y el sol que entraba por las ventanas calentaba nuestra sangre, haciéndonos felices. En el fondo quería que el bus diera la vuelta y me llevara a casa. Pero no fue así. Continuó subiendo en dirección a la cordillera, mientras el resto de la ciudad iba quedando atrás, en la cuenca, dónde las siluetas de las torres que la contaminación había cubierto, le gritaban a nuestros ojos su presencia. Me había equivocado. El número del recorrido estaba bien, pero no la dirección. Veamos hasta dónde nos lleva, me dije e iba reconociendo calles y oport…