Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

Estar en llamas: nuevo número de La Chusca

Imagen
Se encuentra disponible un nuevo número de la micropublicación Chusca de Siete Suelas, el #5 de Febrero 2014. Inspirado por un sinnúmero de imágenes que provienen de distintas esferas, el #5 contiene como portadas la imagen del album Wish you were here de Pink Floyd, que aparece como una coincidencia (o no) en la época en que reflexiono en torno a esta imagen de personas en llamas, imagen encontrada en la lectura de la Autobiografía del Dalai Lama. Monjes que se autoinmolan en el Tibet como parte de una protesta, una protesta en la cual se sacrifica la evolución para traer conciencia a los que seguimos con vida. Luego, durante el año pasado viene Cosmópolis de Cronenberg. Una película con diálogos muy densos que giran en torno al sentido de la vida y la sociedad. Y allí, en medio de una escena, monjes en llamas dejan un silencio de segundos al espectador. Estar en llamas se atribuye a pasión, a altas temperaturas, a radioactividad. Estar en llamas es un fuego sin control como también una…

La Sombra

Imagen
en la tierra que ha caido sobre nuestros muertos
en el desierto del norte
que es soplado por un viento de cuchillos
que destellan aun en nuestros recuerdos
pensaba en todo eso
tu rebeldia mística de revuelos
de la rabia contenida por un pueblo
del cual tú eres el rostro
yo soy el rostro de la hermana
la hechicera
la mujer que corrió delante del cuasimodo
los pies descalzos
sobre el asfalto caliente
un día de primavera
mientras el cura va sobre la carreta
adornada de flores blancas y amarillas

Yo soy la muerte que se aparece en sueños
y tú eres la vida de las noches, la sombra
que me deja su piel como ropa de cama

ellos despertaron de su sueño eterno
y me dejan libre de sus acuerdos
con un beso en la frente 
pidiendo perdón por salir tan rápido de la vida
Nadie tiene la culpa de eso
Ni los vivos que no tienen manual ni guia
para vivir

Y ahora, mi sombra, 
Te reencuentro y te recorro
te tengo dentro
te recibo
tu grito electrizante
que sopla mis pensamientos
los despezada y reduce a polvo
y este desierto
tuyo
nuestro
se ha…

Anomalía Transitoria

Usted espera.

Es el amante abandonado 
ingenuo 
que espera
que aguarda 
aun cuando las campanadas dejaron de sonar
con su sueño de que todo se repare
como si no supiera que 
las copas rotas 
no se arreglan
y uno insiste 
en beber 
del borde 
que te rompe 
los labios y la lengua
serpiente muerta
acurrucada 
a los pies de la cama
¿Será que los esfuerzos por mover
las montañas 
servirán de algo?
¿servirá de algo beber 
la alegria 
como de garúa
que cae
en esa tierra seca y agrietada
que es tu cuerpo?

Usted merece más.

El Otro día con Ignacio Agüero

Imagen
Invierno en Santiago. Había pasado algún tiempo desde mi separación, digamos algo así como año y medio. Era el cumpleaños de mi ex, con el que casi nunca hablo y lo llamé para saludar. Fue amable y me invitó a su cumpleaños, pero ir a dicha fiesta distaba de ser una buena idea. Le agradecí diciendo que no me parecía apropiado ir -por no decir "raro"-. 
Los que asistieron al evento, por lo que me enteré después, tuvieron que enfrentarse a los nuevos amigos artistas arribados desde Valparaíso. Artistas de cuyas actividades no estoy al tanto, pero cuya pasión por la crítica, como algo inherente y sin lo cual la obra no puede existir, los lleva a mantener siempre una actitud desafiante ante el lego, sacarlo de su área de confort para intentar convencerlo de una verdad. Esta visión no tiene por qué ser una visión errónea. Sólo es una visión. Por mi parte, puedo hablar de lo que veo, de lo que siento, quizás la palabra crítica está viciada para mí. Yo no quiero hacer eso, es por es…

Llamas sobre llamas

Imagen
"Cualquier otro esfuerzo es demasiado y sería una sobrecarga que produciría un incendio, un doble incendio, cuando la verdad siento que estoy en llamas. Llamas sobre llamas, añorando que algo rompa la sensación esa que me me rodea."



No sabía en un primer momento a quien escribir esta carta. No sabía si era apropiado escribirla a un amante o a un amigo o a una amiga. Es uno de esos días donde sientes que lo que te pasa no le importa a nadie. Quizás es sólo un día melancólico más, quizás es un día donde uno debiera cerrar la boca y meditar.
El despertar, el preparar tu desayuno y olvidar dar agua a las plantas. Cerrar las ventanas y la puerta con doble llave. Conducir hacia el trabajo, aguantando un taco de gente dormida aún. Es el aburrimiento de esas pequeñas cosas rutinarias de la ciudad, la ciudad que está de vacaciones de mucho de sus habitantes y que horas después arde de calor como un edificio en llamas. No hay registro de ese incendio diario, no hay cámara que registre l…