Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2009

Zukiyaki

Roma no existe

Imagen
Roma no existe Amore
es un camino perdido, un deseo
Van a parar allí cartas blancas
y ese anhelo que no tiene hogar,
ni voz, ni nombre.

Roma es una piel que espera
llamadas de un teléfono mudo

No existe, no existe
nunca estuvo allí
más que en el pensamiento

Una voluntad que se sostiene
más allá de nuestra voluntad
un acuerdo antiguo
que hace girar la rueda
las ruinas
las luces del sol
sobre los monumentos

Desconocido, Amore
no sospecho el alcance de su voz
en el vacío
en el viento de Roma

Ignoro las pisadas y el contacto
de las manos en los arcos
la espera de la muerte
todo de ella, todo.

El despertar

Imagen
será verdad, digo entre dientes, mientras
la verdad con los dientes filosos me muerde el pelo y las
piernas y todo lo otro
Todo lo otro que acepta cualquier cosa para
no escuchar no sentir como golpean
las monedas
que caen de los ojos del muerto
Y la gente dice
Y el pueblo murmura
Vengo anunciando ésto desde que se enfriaron mis labios
y los ojos dejaron de ver primaveras en las piedras
Será verdad, digo
suplicando que cambie su cara quieta y me grite me rompa
me haga estallar
para no estar de noche soñando para mis adentros
que no hay lugar como el hogar

sea donde sea que se encuentre

No hay que salir a buscar el dolor
si las llagas brotan en la piel
el aire se vuelve grueso
y el corazón mastica a duras penas.

Lo mejor de Santiago en 100 palabras 2007 y 2008

Imagen
El 23 de abril próximo se hará entrega gratuita en el metro, desde las 12 hrs, de los ejemplares de lo mejor de Santiago en 100 palabras 2007 y 2008.
El minilibro incluye los cuentos ganadores de estos años y además una selección de microcuentos participantes.
Busque el suyo (su cuento y su libro).

Lo mejor de la semana

Este video que se encuentra en Youtube se trata del intento fallido de destrucción de un puente llamado Huaquén. Sin duda el diálogo entre los señores Bitar (Ministro de Obras Públicas) y Ominami (Senador de la República) quedará en el inconciente colectivo por mucho tiempo. (Gracias señores)
La explicación que luego le dio el encargado de la explosión al ministro, es lejos lo más vergonzoso del asunto.


campos magnéticos

Imagen
Llegaré a ti
rasguñando las paredes
poniendo mi boca en ellas
reconociendo la gruesa materia
con los dedos de mis ojos

Mis pies y sus soles
harán lo suyo
con las veredas en fuego
las baldosas congeladas

no hay muerte sin vida

mi corazón se ha quedado
enjaulado  
esperando que lo arranques
muere
vive
muere
se revuelca y se ensancha
buscando aire para saciarse

frente a frente
el contraste
nariz, ojo
impregnará en mi cuerpo
boca a boca
tu geometría


no hay más voz
que los latidos en el vientre
o el sonido del aire
espirado por
el cuerpo que se evapora
que rasguña el encaje de tu pierna
y busca el bálsamo de tu corteza

los ojos de tus manos
en mis paredes blandas
vereda de fuego tu pecho
el aire se vuelve grueso
y yo lo mastico
me como tu piel y tu carne
te devoro

sin vida no hay muerte
Imagen
Esta es mi angustia.

Rodea el territorio fraccionado
donde vida y muerte conciben este sueño
en el fruto maduro
abandonado entre almendros.

Va metiendo la uña en las paredes agrietadas
en baldosas clizadas
puertas añosas y caídas
para terminar de llevarse los adobes
a razón del viento.

Trepa la enredadera
sujetada de zarcillos en las tejas
para envolver el árbol y caer
con los frutos verdes
que olvidamos en el pasto

Camina descalza, tan dueña de todo
por las galerías
sintiendo como la tierra afiebra la baldosa
Un pie luego el otro
posa la mano sobre las flores
y las empolvadas calabazas

A los pies de un hombre enfermo
se va a leer sus versos
de vidas apagadas
le besa cuando se ha dormido
y huye al campo para limpiar su cansancio

Ella flota, río en la tarde
cuando las golondrinas chapotean en el cielo
los niños gritan espantando a las garzas
y los bichos
que han hecho de las piedras su casa
Se pintan el cuerpo con barro
y caminan sobre la tierra movediza.

Siento que vuelve con el viento
que abre las puertas
acaricia al …

Fuera de casa

Imagen
La ciudad está tal como la dejaste. Las noches suceden a los días y la luna va variando según lo esperado.

Me sujeto a esta silla con una fuerza de voluntad desconocida. Desde afuera penetran los rugidos salvajes, brutales, de los cuales he tratado de escapar en noches como ésta. Se ha secado mi garganta y no hay agua que logre saciar esta sed.

Antes de llegar a casa. En la oscuridad de la calle, apareció de improviso un gentío en bicicleta. Suavemente tocaban sus curiosos timbres y conversaban mientras pedaleaban. Unos más diestros transportaban un cartel que decía en letras grandes REVOLUCIÓN. Las lucecitas delanteras parecían luciérnagas salidas de sus débiles baterias y el único sonido que emitía la multitud, además de sus timbres parecidos a los de sueños infantiles, era el pedal haciendo roce con el viento. Aquel cartel despertó mis emociones colectivas que me hicieron sonreírles y mirarles con una felicidad de final de fútbol. Casi los seguí corriendo, tropezando con piedras y ag…

Penumbra

Penumbra.

La ciudad es un monstruo dormido
y unas sombras caminan por las calles
con sangre fría y corazón negro

un canto violeta emerge

¿Qué les pasa a las horas que se detienen
o son mis pasos veloces quemando el asfalto?

El ser ya conoce las respuestas
yacen bajo la piel de un cuerpo que envejece
que ya no dobla sus rodillas como antes
ni abre sus caderas como antes

un canto violeta llora desde mi pecho

Este mundo viene a tormarme de la mano
y con las manos hago gestos a otros mundos
Un rugir me arrastra, otro me lleva
tan agudos tan brillantes me queman