status deviationis



la noche vampira me pide que
     la deje entrar

Noche 

en tu colmillo brilla la Luna que
  ya te bebiste

estoy volando tan bajo
toco los zincs con mis 
    patitas pintadas
me quemo con la calentura de las aleaciones
con los restos de vida que tiran
    sobre los techos
se me queman los pies
    de tanta poesía


a la misma altura del cañón
       del canon
la noche que sube me arrastra fuera de 
    mi trance de mi caminata recta de vereda
de la poesía prístina
    de mi deambular anónimo
arrastrándome hacia su duda
     su red de miedo hielo 
     la irrupción de tu mano en mi herida

Me robas mi silencio Noche
y mi grito hacia adentro
despertó a todas las entrañas torciditas

Quien pensaría que dentro estoy torcida
    que no hay líneas rectas.
    y eso es hermoso


Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo