Impresentables

Las mamas y la menstruación son temas femeninos que causan profundo conflicto: Tapar, cubrir, disimular, modificarse, apretarse.

Impresentable i "Tetas"

La violencia de género en los titulares. Violencia a los mapuche, mujeres, homosexuales, trans, trabas, lesbianas. Puertas adentro, puertas afuera, organismos de gobierno, casas particulares, espacios públicos. Programas de tele, diarios, noticias. Tu casa, la mía, la del vecino. El metro, la micro, la oficina. Se ha instaurado una violencia, se ha normalizado la violencia. Tanto así que cuando sucede censuramos nos quedamos calladas callados, sin saber qué decir o hacer. Ahí está solapada en los comentarios que se hacen al pasar, en las bromas, en los anuncios comerciales.

LA VIOLENCIA INTERIOR
La primera violencia es la que viene desde nosotras mismas. Eso que nos decimos sin darnos cuenta, eso que escuchamos en la niñez y que repetimos sin pensar, eso que le decimos a nuestro cuerpo cuando no nos gusta, eso que nos decimos cuando estamos cansadas o las cosas no resultan. Mi mamá decía que estaba enferma los días en que estaba con la menstruación. Decían que alguien andaba "indispuesta" para justificar cualquier cambio en el humor. Cuando una mujer tiene su parto, dicen que "se mejoró".
En los textos de la biblia dice que la mujer está impura cuando está con la menstruación, así que de frentón no podía entrar en él. Hay mujeres que se toman una pastilla para no tener la regla ningún día nunca. Y pensar que hubo hombres a los que no les molestó el sexo durante mi menstruación, que es el momento más sensible de mi cuerpo, pero sí hubo otros para los que era un horror sangriento.
Una puede estar toda la vida repitiendo internamente estas cosas aprendidas, sin notar las canciones que se dicen son de amor, sin notar los diálogos de las películas viejas, hasta que te vas poniendo más alerta y alerta y alerta. Es ahí cuando una se despierta, y es necesario hacer un cambio incluso del mismo lenguaje.

LO IMPRESENTABLE
¿Qué hay de desagradable en la sangre propia, en los fluidos, que hay gente que prefiere no mirar, no ver, ni notar ni siquiera el aspecto de sus propia orina? ¿Por qué tapar el olor propio o los ruidos?
Cuando empecé a notar qué era lo que a otros llamaba la atención de mí, empecé a ocultar esas cosas porque sentir lo que otros notaban y cómo reaccionaban a ello era incómodo. Por ejemplo: las mamas, tetas, pechos, busto y su crecimiento, su tamaño, su característica.
Las mamas y la menstruación son temas femeninos que causan profundo conflicto: Tapar, cubrir, disimular, modificarse, apretarse.
Lo tercero es la piel. Cubrir el cuerpo, el desnudo, no insinuar, para no provocar. Por qué si una quiera usar una mini no puede hacerlo porque el impacto de la mini trae todo un movimiento desagradable de reacciones?  En esto aparece el canon: la desnudez desnuda de la piel llámese depilación. No se pude andar peluda en la sociedad. Cuando ven a una con la axila peluda mucha gente se retuerce y te dicen "hippie".
Y lo otro, casi vedado es la masturbación. Placer infinito y propio y privado.  Exploración e imaginación. Goce.
Se me ocurren muchas otras cosas relacionadas, pero escogí solo estas cuatro, y las llamé Los Impresentables, principalmente porque es algo de lo que no se habla natural y abiertamente. Presentar lo que no se debe hacer ya sea por las políticas de las redes sociales, o de la sociedad misma, lo que no se puede traer a colación, es algo sumamente impresentable (y digo ésto con una gran sonrisa) y son temas que una señorita o una dama no puede hablar para "no quedar mal".
Igualmente, estos "impresentables" son asuntos que sé claramente son del gusto o del disfrute de muchas y muchos, pero estoy conciente del doble estándar que censura o castiga pero que actúa fuera de su norma cuando nadie lo mira.

ON FIRE PROJECT
La artista visual japonesa Motoko Toda, quien destaca por la producción de magníficas marionetas, comenzó un proyecto de realización de mini obras en base a cajitas de fósforo. Hasta la fecha, la artista ha organizado un par de versiones de este proyecto que termina con una exposición autogestionada, que se han realizado en distintos lugares de Santiago. De acuerdo a la invitación de la artista:
"ON FIRE es un proyecto que reúne a numerosos artistas en torno a una exposición itinerante que destaca la visualidad de las cajas de fósforos como un objeto extraordinario. En la cocina, cerca de la estufa o en el bolsillo, la caja de fósforos tiene un espacio importante en el cotidiano. El fósforo es uno de los inventos más relevantes en la historia de la humanidad que nos ha ayudado a conseguir un
elemento imprescindible para nuestra vida: el fuego. Llevar fósforos en una pequeña caja nos permite obtener fuego de manera instantánea. En ese acto de abrir y cerrar una de ellas para encender un cerillo reside la posibilidad de generar nuevos estados de las cosas. Haciendo eco de 
esa posibilidad, en el proyecto ON FIRE diseñadores, ilustradores, artistas visuales y creadores de otras áreas encienden su imaginación para explorar la visualidad de la caja de fósforos, transformándola en un nuevo objeto visual único o en una serie de colección."
Aunque no pude asistir a la última muestra dónde participó Marcela Guzmán, a quien conocí en los talleres de encuadernación de La Papelebra en el año 2015. Marcela estuvo en la última exposición "On fire" realizada durante el invierno, con un hermoso libro que llamó "Breviario de anatomía sentimental" (del cual tengo la suerte que poseer un ejemplar).
Estaba en eso y pensando cuando sería la próxima exposición, cuando mi amiga Sole Sebastián (artista e ilustradora) me contó que pronto recibiría noticias de Motoko :)
Así que fue así como llegué a "On fire" cuya próxima muestra se realizará en Noviembre 15, 16 y 17, en el Café Brazil del Barrio Yungay.

He preparado una serie de 4 artefactos que narran un poco sobre estos "Impresentables". Contienen mi biografía -como todo-, y ha sido un ejercicio para romper la autocensura y el miedo a la exposición. Estas partes del cuerpo que expongo en mi propuesta #onfire son parte de mis dolores. Una va sanando con el lenguaje, con las relaciones, con las conversaciones, buscando ser más transparentes.

Cuando el diálogo y la mente se vuelven transparentes, el cuerpo se vuelve más liviano. FIN

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo