La escritura como un medio para conseguir chicas

Esto es lo que afirmó sin pudor un hombre hace un par de días, en medio de la noche santiaguina: para lo único que sirve ésto es para conseguir mujeres y viajar. Por eso estaba siempre atento a cada "like" a cada "me gusta" que era notificado en su teléfono. La conversación con él fue un tanto desconectada... es que él estaba realmente conectado a las redes sociales y no estaba atento a lo que hablábamos en el living de su casa.

Ellos me preguntaron que hacía yo. Les dije que era computina y que trabajaba de nueve a seis. "Ah, el perfil de oficina" exclamó uno de ellos, "es que hay dos perfiles de mujeres", dijo. "Y cual es el otro", pregunté. "El perfil de feria. Diseñadoras, artesanas...". "Ah, entonces yo también soy de ese perfil". Me preguntó por qué y le expliqué que mi segundo trabajo era en la editorial cartonera.

Luego me perdí en una conversación sobre por qué Hueders era una gran editorial y por qué podrían ser llamados independientes, si "los otros" esas editoriales artesanales, chicas, a las que les cuesta sobrevivir se consideran independientes. "Si ellos son independientes, entonces nosotros qué somos?", dijo mi más reciente amigo.

Luego volvimos a las conversaciones sobre como el éxito de los neo escritores era porque en las redes sociales escogían publicar frases que a las mujeres les gustaba. Frases como "Yo no sé amar", que para mí aún suena poco convincente salir desde la boca de un hombre. Y no es porque no sea verdad, sino porque siempre he pensado que los hombres son prácticos y tratan de arreglar las cosas sin pensar si quiera en una frase como esa. No sé... prejuicio mío no más. Pero independiente de esa frase, he visto escritores que ponen sus cosas en las redes y de poesía no hay nada nuevo. Mucha cosa repetida, y es verdad: tienen éxito con las chicas. Y es verdad: les publican libros.

Fue interesante esta sesión. Demasiada testosterona para una noche, pensaba yo, la que cumple con los perfiles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

estamos esperando

UN ENCENDEDOR QUE NO ENCIENDE | UN VIAJE A POLONIA PARTE II