Váyase tú

Eli, váyate -me digo-. Sola, y así es como debe ser tomado el tiempo | el viento
El mar no se escapa de las mujeres, Eli
Digas sí, digas no, da lo mismo lo que digas
basta de hacer las camas y de cortar los pulgares con gillettes
Váyate.    Sálvate.
Pero bórrate sola los cuadernos rayados.

Comentarios