Venturi

A Daniela.


Yo no sabía qué decirle a una persona que está a punto de morir. Llevé la guitarra pero no sabía si cantar era apropiado. Tan solo dije cosas tontas, ideas, efímeros sucesos cotidianos. Ella se estiraba en la cama de vez en cuando, hasta que pasara el dolor. Su cuerpo ya no era el mismo y su belleza no se esfumaba. Parecía estar en el más allá y en el más acá. Y yo con todo el tiempo imaginario por delante dije "quiero hacer esto pero me da miedo" y me respondió "¿Y cuál es el problema? Solo hazlo". Le di un abrazo, dije que la amaba y deseaba trascendencia. Me fui a mi casa por la autopista sintiendo que todo era raro, que la carretera estaba inclinada, que los cerros estaban desparramados, y a pesar de eso yo no caía. Nos despedimos como si la muerte fuera un viaje. Esa noche, el 27 de febrero del 2010, a las 03:34:08 de la mañana, hubo un terremoto grado 8.8 en el mar frente a Curanipe y Cobquecura, a 150 km al NE de Concepción. Ella murió a la semana siguiente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo