High & Dry

You’d kill yourself for recognition 
Kill yourself to never 
Ever stop
High and Dry, Radiohead


detalle "La Ciudad" ilustración para poemario de G. Millán (2016)
Dos mil diecisiete.

El viento que cruza la habitación dice que afuera está caliente la ciudad.
Los beats de los reggaetones de esos que vienen despertando a esta hora,
suben hacia los pisos más altos,
solo el beat, ninguna palabra.

Hay algunas rosas en la mesa, algunos pájaros cantan por la calle.
Sorprendente para ser Santiago Centro.
Es bueno. Hay vida después de todo.

Atentandos de años nuevo.
Atontados de año nuevo por las calles de la ciudad.
La basura después de la gran fiesta en la Alameda.

La ciudad es un arcoiris de razas, de gente pasando la caña
comiendo mariscos que se trafican en bolsas de mallas de feria,
gente lacia por el calor del uno de Enero.

Francisca Linconao, está en huelga de hambre, presa [política]
por su presunta participación en el incendio en donde fallecieron los Luchsinger Mackay.
El diputado Rivas fue condenado a ciento ochenta días de presidio,
    por injurias en contra de Luksic.
La colusión ahora se descubre en los pañales.
Esos no están presos.

Pienso y pienso en la pregunta de qué es lo que quiero.
Y es una trampa: Pedir deseos para luego tener miedo
de que se cumplan.

Te dije adiós bebiendo un mocaccino, justo después de golpear una campana
con un martillo de madera. Eran las dos y diez.
Quedó registrado en un cassette.
Yo temblaba. No tras golpear la campana, sino porque recobraba mi amor.
Fuiste hermético, como siempre.
Yo no esperaba nada. Así que solamente me fui.

Viajar por la ciudad bajo el sol del verano te pone el cuerpo caliente.
Los chilenos nos abrazamos por año nuevo.
Los otros sienten tu temperatura. Yo no la siento,
tan solo me doy una ducha fría para bajar un poco y así
poder abrazar de nuevo. fin


Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo