Permanecer Libres


Las audiencias nos tocan
cuando estamos en frente, cantando el manifiesto de vida
con los ojos nos tocan, nos acarician,
sus oidos nos tocan, su sangre caliente nos toca
nos tocan con sus abrazos y sus manos en la despedida
y cuando leen 
y cuando nos recuerdan
y cuando sueñan con la música que llevábamos puesta...

un hombre oye como el niño oye
mientras se revuelca en el suelo de la niñez
una mujer oye como oye la niña
que buscaba crisálidas en los árboles del otoño
y luego ésto es un recuerdo

eran libres en el momento de la danza
son libres de mí en los momentos que yo 
soy libre también de toda política
somos libres en nuestra risa
en el papel que guardamos cándidos para el recuerdo
en el vestido que preservamos en los closets 
que se van quedando vacíos

y cuando esa libertad se acaba y entra un pensamiento
una idea incubada, la cohersión de la mente
domesticada
aún allí
cuando parece que no hay espacio
para la cordura de la pata pelada y de los vestidos sueltos
aún allí permanezco libre

libre de un folio
o de un nombre
que diga que no hay movimiento
aunque uno decida
quedarse allí para ser llevada
o para ser llevado.

Seguirá viniendo gente al nacimiento
de uno mismo
seguirá gente viniendo a ponerle a uno
nombres pomposos
seguirán algunos buscando estampas o chapas
o sellos modernos
pero uno debe
debe
recordar
permanecer libre 
callado
gritando
libertad
y banderas invisibles
con los pechos al aire 
con las tetas al aire
arrastrando/o no la bolsa del pan
con las patas peladas en la tierra
en la baldosa
en la vereda
en los techos
en las pantallas
y las manos en la masa
o raspando la olla
o tomando un te
o comiendo fideos.

Permanece libre hasta de ti mismo 
hasta de ti mismo permanecer libre
y de los afanes del hambre del cuerpo
del hambre de la ambición
del hambre del deseo
del desamparo
de la ignorancia
del amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo