Con respecto a las bombas en lugares públicos, en Chile


Ratas.
Tráguense su maldita violencia, 
mastíquenla, 
rómpanse los dientes. 
Que les atraviesen las tripas 
y vanaglóriense de su supuesto heroísmo por causas inexistentes.
Violencia no tiene ninguna justificación.
Que no nos hagan tener miedo. 
Que no nos quiten la conciencia (ni la memoria).

Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Estamos jugando al pillarse

Diversas formas de estar