Las Ganas

Había una pareja a la salida de la estación del metro. Yo estaba parada en la vereda del frente. La brisa corria fresca, la gente en las terrazas de los bares se divertía. Yo esperaba. 
Entonces, entre el alarido del tren y las jaurías que emergían del subsuelo en busca del aire, ellos comenzaron a besarse. Yo los miré. Se besaban. Lento. Profundo. Pensé que besos así no he dado en bastante tiempo. 
Era puro deseo. No pude evitar imaginarlos en la cama, mientras observaba cada uno de los movimientos que sus cuerpos buscaban hacer, pero que intentaban ocultar. 
Me llamé a mí misma Voyerista... Mirar me produjo placer.

Comentarios

Lichazul ha dicho que…
los besos son la forma más natural de comunicación
que pena que ahora se mezquinen y se condicionen

besitos y buenas vibras ELI

Entradas populares