iii La muerte de los fantasmas





Nada saben los muertos sobre el amor, Eli

caminan con sus huesos / flotando

en nuestros recuerdos

dejando historias en loscuadernos / órdenes

que aún no encuentran mi deseo:



no quiero

escribir

sobre los muertos



Cuento los abriles / descubro tu rostro

lo desentierro / exhumo / quebranto / lloro

la escena escogida se repite mil veces

en mi poema

la violenta caída / el golpe

la eme de la mudez, la eme de mujer y de muerte


Nada sé, nada tengo

creía tener pero, ya sabes

pierdo todo / la vida

es riesgo



Los muertos no saben nada, Eli

mi amor se murió de iluso e inexistente

la cuerda atada a la pared de roca / un fierro

la fantasia / el borde del mundo para sentirse vivo

¿Por qué no te ataste la cuerda al cuello, mejor?

habría sido más honesto



Y las catedrales están donde mismo

donde mismo, el río herida

no soy quien era cuando entró el puñal

hoy vuelvo

me reuno / re una

mi parte izquierda mi parte derecha

se besan, se pegotean, sudan

van de la mano por las ciudades

hacen el amor en las camas viejas

viejas que reclaman por todo


Los fantasmas también mueren

y cuando se van, dejan la pieza de joyería

un tic tac nuevo mueve mis pisadas

me tiembla la pierna, la escritura, el labio

los dientes castañean

y me hundo profundo en un mar

mientras estoy conmigo.









Comentarios

Entradas populares de este blog

mar de rocas

Buen tiempo