IGNIS FATUUS | Esteban Oye

Me he adelantado a una pena atroz No nos necesitamos En este manto de papel somos continentes en contramelodía  Tectónicos Como de vuelta a un estado pangeo Las heridas inferidas no son necesarias Ni las presencias interrumpidas Mientras Tu felino trasnochado me vigila como amante celoso apagando el fuego En un teatro de sombras me revuelco en la ilusión zigzagueante de ser parte de tu paisaje Me convenzo No necesitamos abrazarnos enérgicamente Somos una herida ínfima Una pequeña muerte en medio del espanto Los amantes son otros Somos meros observadores Meros objetos observados Innecesariamente nos saludamos Nos desvestimos Nos acogemos y nos despedimos Mejor nos ahorramos el frío de invierno incipiente y el desgaste adyacente al ignis fatuus Los cuerpos suspendidos siempre ganan y nos preguntamos por ellos como si no los conociéramos de antemano Como una Gran Avenida transitada de la cual no hay nada que temer Me convenzo Contenernos se hace innecesario Queda mucho cuento por vivir e infinitos por escuchar Las palabras Los silencios Pueden ser desechados Como gasas para limpiarse las heridas después de hacer el amor







Esteban Oye | Cristian Villanueva (1981)
Egresado de sociología, cansador intrabajable, optimista retirado, gusano de biblioteca, amante de los libros y los árboles aunque ello signifique una contradicción no menor desde el punto de vista ecológico-sustentable.


Comentarios