La noche iluminada

El cielo de Roma es un momento perfecto en este chapucero
la amargura, las flores que caen sobre nosotros
y los hoyos de nuestras suelas
sincronizan todo mágicamente


Quisiera recibir mil amaneceres de esta forma
Llorar juntos sobre la leche derramada
y el pan quemado en la puerta del horno

La amargura es hermosa si los niños nos miran
como si nada
como si fuéramos parte de ellos
mientras se arrastran por el suelo
siguiendo la estela del sonido.

Comentarios

elisa...lichazul ha dicho que…
que noche más bonita!!
a pesar de toda esa necesidad material
de puntillas me retiro, no quiero inportunar tus horas:=)

besitos de luz
Miguel Eduardo Bórquez ha dicho que…
Auch! La amargura es hermosa, vaya que si! Con los ojos cerrados aquí también es Roma.

Cariños.
Amanda ha dicho que…
Un poema muy bien estructurado, y vaya que ello importa en el momento de la lectura para interpretar fielmente la idea del poeta, (aunque, claro... de todos modos, cada cual le dará su propia lectura).
Se lee y se siente muy hermosamente.

Entradas populares